Jazz, sexo y pistolas. Nueva novela: Bang Bang, Wilco Wallace.

Publicado: Viernes, 20 Diciembre 2013 16:00
Visto: 1667

Bang Bang Wilco Wallace la escribí de un tirón: tres meses sin levantarme de la silla (es una hipérbole). Una vez terminada apenas la corregí. Está tal cual que en la primera toma. La premisa en la que me embarqué para escribir el Bang Bang fue la velocidad. Cada empresa que acometes tiene un motor. A veces escribes una novela por venganza, otras porque crees que puedes hacerte rico, otras porque te crees Joyce. El Bang Bang la escribí porque quería saber hasta qué punto era capaz de imprimir velocidad a una historia. Ese fue su motor: que nunca parara. Surfear en el límite de la ola.

La portada de Germán para Difácil es muy años cuarenta. Muy género negro. Eso es el Bang Bang. Caña literaria de principio a fin: un falso cadáver, una carrera de caballos, una rubia explosiva, la ciudad del Diablo y una tumba que esconde mil dólares. Un western negro. No la busques en las librerías porque saldrá después de Navidades, allá para finales de enero 2014, dice mi editor, César Difácil, quien parece empeñado en que Vallecillo salve su catálogo. Lo está consiguiendo. Empeñarse, digo.

Así como 9 Horas para morir (la otra novela que publico estos días) es un ladrillazo en toda la frente, el Bang bang, Wilco Wallace es una novela muy divertida cuya trama nunca se detiene. Cuando me quedaba sin aliento le gritaba al teclado más acción. El teclear enfebrecido. Jazz, sexo y pistolas.

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Para saber más del uso de las cookies Política de privacidad.

Acepto el uso cookies en esta web.